Estrategia Alembert

La estrategia Alembert es una de las más usadas por los jugadores de la ruleta, su popularidad se debe a que es simple de aplicar y no es tan arriesgada. Esta estrategia se basa en la progresión, para aplicarla es necesario saber el resultado del último giro. Básicamente, consiste en aumentar la apuesta en una unidad en caso de perder y reducir la apuesta en una unidad cuando se gana; esto garantiza al jugador tener una ganancia mínima.

El origen de la estrategia de Alembert se remonta en el siglo XVII, cuando el matemático y filósofo francés Jean Le Rond D’Alembert se fundamentó en la teoría matemática del equilibrio para desarrollarla. Es así, como este sistema de progresión plana garantiza compensar las pérdidas con las ganancias, lo cual se traducirá en, al menos, ganancias mínimas al final de la jornada de juego.

Funcionamiento Estrategia Alembert

Si bien se ha mencionado que la estrategia Alembert es de los menos arriesgados, parece contradictorio decir que la estrategia se basa en aumentar la apuesta cuando se pierde. Sin embargo, lo interesante es que cuando se pierde solo se aumenta la apuesta en una unidad, lo mismo aplica para reducir la apuesta cuando se gana, se hace disminuye solo en una unidad; esta característica la clasifica como un sistema de progresión plana.

Extrapolando a la ruleta francesa la teoría matemática del equilibrio y partiendo de un análisis que resulta en que la cantidad de veces ganadas y perdidas es similar, se puede decir entonces que la finalidad de la estrategia de Alembert es obtener ganancias importantes mientras se reduce el riesgo al mínimo.

Para una buena aplicación de la Estrategia Alembert, se deben tener en cuenta sus bases fundamentales:

  • La estrategia de Alembert solo se aplica en apuestas externas, tanto las de rojo como las de negro, las de par o impar, las de 1˗18 y las de 19˗36.
  • Antes de aplicar el sistema, el jugador debe establecer su apuesta base y esta ha de estar ajustada al bankroll.

Tan pronto se hayan establecido las condiciones previas se procede a realizar la apuesta, en caso de ganar el giro se disminuirá la apuesta en una unidad, pero si se pierde se deberá aumentar también en una unidad.

Ventajas y recomendaciones Estrategia Alembert

Aunque se aplique la estrategia Alembert la ruleta sigue siendo un juego de azar, sin embargo, los giros repetidos permiten que la estadística haga su trabajo y los jugadores puedan disfrutar de sus bondades. En este sentido, la recomendación más importante a la hora de aplicar este sistema está en jugar una cantidad considerable de veces a fin de garantizar que la cantidad de jugadas perdidas sea igual o lo más similar posible a la cantidad de veces ganadas.

La ventaja principal del Estrategia Alembert está en el poco riesgo que representa, además permite tener beneficios interesantes con el pasar de los giros. Para garantizar estos beneficios lo más aconsejable es ser paciente durante el desarrollo del juego, ya que largas jornadas en las que se aplique la estrategia se traducirán en premios más importantes.

Sin duda, la estrategia de Alembert resulta uno de los sistemas más atractivos a la hora de jugar en la ruleta. Su bajo riesgo, fácil aplicación y fundamento científico en la estadística dan la confianza necesaria al jugador para apostar con este sistema. Estableciendo los límites adecuados en cuanto a la apuesta base y al bankroll, trabajando la paciencia y jugando una cantidad considerable de veces, se podrá lograr ayudar un poco a la suerte y obtener los beneficios más interesantes.