Estrategia Fibonacci

La estrategia Fibonacci para jugar en las ruletas se relaciona directamente con la famosa sucesión de Fibonacci presentada por el matemático italiano Leonardo Fibonacci, en su caso como la solución a un problema de cría de conejos: “Cierto hombre tiene una pareja de conejos juntos en un lugar cerrado y desea saber cuántos son creados a partir de este par en un año cuando, de acuerdo a su naturaleza, cada pareja necesita un mes para envejecer y cada mes posterior procrea otra pareja” .

La solución que encontró resultó en una serie de números crecientes en la cual se parte del número 1 dos veces, y luego cada número nuevo proviene de la suma de los dos números inmediatos anteriores. Así pues, se tiene que:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597, 2584, 4181…

Es la conocida sucesión que se aprende en la escuela, y que tiene su sistema asociado en ruletas bajo el mismo nombre.

Funcionamiento Estrategia Fibonacci

Quizás lo más complicado de la estrategia de Fibronacci sea recordar la sucesión de manera exacta, por lo que se recomienda apuntarla si es necesario. Luego, aunque siempre representa la opción más segura, no es obligatorio empezar por el número 1, únicamente interesa que los desplazamientos hacia adelante y hacia atrás dentro de la sucesión sean los correctos.

La estrategia Fibonacci se utiliza sobre apuestas con ganancias 1:1, específicamente las de color rojo/negro, número par/impar y números bajos/altos. Comenzando la apuesta de 1 unidad (el primer número 1 en la sucesión), en caso de ganar se mantiene la apuesta sobre ese número hasta perder. Es en el momento en que se pierde cuando se avanza sobre la sucesión, siendo este avance de un solo término. Cuando se gana, se retroceden dos términos con el objetivo de volver al número 1. Esto es así porque el hecho de ganar una apuesta con cualquier término lejano de la sucesión (a partir del cuarto) le reporta un balance de pérdidas al jugador.

El sistema favorece al jugador mientras gane apuestas sucesivas situadas en los primeros términos de la sucesión, es decir, los números 1. De aquí inmediatamente se nota que una apuesta ganada en un término lejano de la sucesión deja al jugador en un balance negativo, como puede apreciarse en la fila de la tabla correspondiente a la jugada número 13. Es siempre el regreso hacia los 1´s lo que dará oportunidades al jugador. A diferencia de otros sistemas, en el sistema Fibonacci la salida del cero no liquida ni la estrategia ni el bankroll del jugador, simplemente se trata como una apuesta perdida más.

Recomendaciones Estrategia Fibonacci

Como cualquier estrategia que se utilice en ruletas, la aplicación de la estrategia Fibonacci no es inmune a rachas prolongadas de pérdidas que acaben con las aspiraciones del jugador, ya que éste dependería luego de una gran racha inversa de resultados positivos que lo devuelvan al comienzo de la sucesión. Se recomienda establecer un límite de pérdidas y respetarlo, tal  como se haría con cualquier otra estrategia. Muchos jugadores prefieren el uso de la estrategia Fibonacci por sobre la estrategia Martingala, por ejemplo, ya que al perder apuestas el avance sobre la sucesión es más lento y por tanto más seguro (se pierde dinero más lentamente), de lo cual se deduce que el jugador podrá realizar más apuestas antes de superar el límite de apuestas de la ruleta, algo fácilmente comprobable con un poco de aritmética básica.