Estrategia James Bond

La estrategia James Bond es de gran popularidad debido a su origen en el cine. Los personajes de película se muestran muchas veces apostando sobre números en particular, colores o filas con la esperanza de conseguir un gran premio. Sin embargo, existe el caso del agente 007 creado por Ian Fleming, del cual seguramente se conoce que era un ávido jugador, aunque sus juegos preferidos eran el Baccarat y el Póker. Como se evidencia en la película “Casino Royale”, el agente sabe perfectamente cómo salir victorioso en estos juegos aún cuando las probabilidades no están a su favor. De aquí surge la Estrategia James Bond para jugar a la ruleta.

En el libro, James Bond visita una ruleta antes de comenzar su famoso duelo en la mesa de Baccarat contra el villano Le Chiffre. El mero hecho de la mención al juego en la obra motivó a los entusiastas del juego a desarrollar posteriormente una estrategia con su nombre, la estrategia James Bond.

Aplicación Estrategia James Bond

El sistema James Bond es muy sencillo y es lo que lo hace popular. Se requiere un uso de 20 unidades para cada ronda de apuestas. La ganancia se aumenta o disminuye dependiendo el monto de la unidad (20 unidades de 1€ para una apuesta de 20€ o 20 unidades de 10€ para una apuesta de 200€, por ejemplo). El jugador sólo necesita tener en mente tres apuestas simples para realizarlas de forma simultánea: El 70% (14 unidades) a realizar sobre el grupo alto del 19 al 36. El 25% (5 unidades) a realizar en la fila que comprende los seis números del 13 al 18. El 5% restante (1 unidad) será una apuesta al cero.

Si la bola cae en alguno de los números de grupo alto, el jugador obtiene una ganancia neta de 8 unidades. Si cae en alguno de los números de la fila la ganancia neta será de 10 unidades, y si sale el cero, ésta será de 16 unidades. Cualquier otro número hará que se pierdan las 20 unidades apostadas. Técnicamente las probabilidades de obtener un número ganador mediante éste sistema son elevadas considerando que se apuesta a 18+6+1=25/37 números de la ruleta. En teoría el sistema James Bond nos posiciona con aparente ventaja con respecto al casino, pero en la práctica esto no es tan cierto.

Recomendaciones Estrategia James Bond

El bankroll de cualquier jugador recibe un golpe fuerte en el momento que la estrategia James Bond,  le deja con 20 unidades menos. Además, si se realizasen sucesivas apuestas usando esta estrategia, en el cómputo global la esperanza matemática entregaría un saldo negativo (esto es fácilmente comprobable estableciendo un número de apuestas igual a 37 y suponiendo que cada número de la ruleta saliese una única vez). Está claro que cada apuesta perdida liquida fuertemente la ganancia que se haya logrado obtener anteriormente. Sin embargo, el jugador debe intentar salir del problema doblando la apuesta, como lo establece el sistema Martingala. Se debe ser muy cuidadoso, en caso de entrar en una racha de mala suerte y perder, por ejemplo tres veces consecutivas, la siguiente apuesta deberá ser de 160 unidades. Si cada unidad representa 10€, intentar apostar 1600€ podría superar el límite de la ruleta. Es por ello que el jugador debe hacer un análisis completo del juego antes de poner en marcha este sistema.

Lo más importante a tener en cuenta por un jugador que utilice el sistema James Bond está en que si el mismo lo favorece durante una sucesión de jugadas y debido a ello logra acumular una ganancia sustanciosa, éste debe abandonar la sesión inmediatamente y no tentar la mala suerte posterior. Aún más: utilizar el sistema sólo si se cuenta con suficiente dinero como para aguantar la llegada de una racha perdedora. En general, este tipo de sistemas están pensados para que los jugadores creen ganancias rápidas a lo largo de un número relativamente bajo de jugadas siempre que la mala suerte no los acompañe. Aún así, deberán evitar prolongar el uso de la estrategia para evitar que las probabilidades se vuelvan en su contra.