Estrategia Martingala

La estrategia Martingala para jugar en la ruleta es de los sistemas más conocidos, su popularidad posiblemente se debe a su antigüedad y también a lo sencillo que resulta de aplicar. También conocida como “La estrategia Doble”, el sistema Martingala consiste en doblar la apuesta cuando se pierde el tiro, de tal forma que cuando se gane se pueda recuperar lo perdido y obtener beneficios.

El origen de la estrategia Martingala data de 1934, su creador fue el francés Paul Pierre Lévy y el objetivo principal de este sistema tan popular es ganar dinero a corto plazo. Su popularidad y sencillez hace que sea más utilizada por los jugadores principiantes o menos experimentado, mientras que jugadores experimentados la evitan por su alto nivel de riesgo.

Consideraciones generales Estrategia Martingala

Así como los demás sistemas basados en la progresión, la estrategia Martingala se basa en determinar la apuesta según el resultado del último tiro, específicamente se clasifica como un sistema de progresión negativa, ya que cuando se pierde se deberá doblar la apuesta en la siguiente jugada. Esto garantizará que, aunque se esté en una racha negativa, con una victoria se pueda recuperar lo apostado y obtener ganancias.

Como en otros sistemas basados en la progresión, la Estrategia Martingala se dirige a apuestas sencillas o externas, es decir: rojo o negro, par o impar, altos o bajos, etc.  En teoría, de esta forma los resultados serán más favorables, sin embargo, no se debe olvidar que la ruleta no es un juego de azar y en los juegos reales en casinos o casinos online, la ruleta y la suerte no siempre hablan el mismo idioma.

Para poder poner en práctica el Sistema Martingala es necesario contar con un bankroll bastante grande, si bien se empieza con una apuesta mínima, a medida que avanzan las jugadas las apuestas se van incrementando al doble y es ahí donde radica el alto nivel de riesgo del sistema.

Un aspecto bien particular y que varía según el casino o el casino online donde se juegue está en conocer los límites de apuestas en la ruleta, esto afectará importantemente la estrategia ya que la teoría sostiene que es ideal para aplicar ante una racha negativa. De esta forma, si se tiene un límite de apuesta se puede dar el caso de perder todo antes de llegar a la jugada ganadora que, en teoría, recuperará el dinero apostado.

Aplicación Estrategia Martingala

A la hora de aplicar la estrategia Martingala lo primero que se debe hacer es definir el bankroll y los límites correspondientes a las apuestas, definir en qué momento retirarse. En este mismo sentido, conocer las apuestas mínimas y máximas de la ruleta resulta fundamental en el diseño y efectividad del sistema Martingala. Posteriormente se define la apuesta, tomando en cuenta que se elegirán apuestas externas (rojo o negro, par o impar, altos o bajos, etc) porque tiene 50% de probabilidad de resultar ganadoras. Finalmente se hace la apuesta por el valor mínimo.

Una vez se lanza la bola, hay dos posibilidades:

  • En caso de ganar, se mantiene la apuesta para el siguiente tiro.
  • Cuando se pierde se dobla la apuesta.
  • Se repite tantas veces como el bankroll y el límite máximo de apuesta lo permitan

Aplicando el Sistema de Martingala durante 10 rondas se puede obtener un beneficio importante con una victoria después de una racha negativa y con esto recuperar el dinero perdido, sin embargo el beneficio real será solo de 1€.

Los factores descritos a lo largo de este artículo, evidencian que las estrategias que teóricamente se plantean como efectivas, no lo son necesariamente, el sistema de Martingala es un ejemplo de ello. El alto riesgo que implican las apuestas dobles, el gran bankroll que se debe tener y los límites de la casa son factores que reducen considerablemente la efectividad del sistema Martingala. Se recomienda elegir otros sistemas de progresión que se derivan de la Estrategia Martingala.