Sistema Ascot

El sistema Ascot es de los más antiguos, de ahí su popularidad entre los jugadores de casino. Otra característica importante de esta estrategia es que además de ser muy sencillo de utilizar, puede aplicarse en la ruleta y otros juegos de casino como el baccarat y los dados.

Se puede decir que el Sistema de Ascot es una variación de la Estrategia de Alembert porque es un sistema de progresión plana, sin embargo con el Sistema de Ascot la apuesta se incrementa en una unidad cuando el tiro resulta ganador y se disminuye una unidad cuando se pierde.

Detalles y funcionamiento del Sistema Ascot

El sistema Ascot tiene alta efectividad debido a que se ha diseñado para estrategias externas, específicamente para apostar a series que estén compuestas por un mínimo de 7 y un máximo de 11 números. Si bien se pueden seleccionar números pares e impares, los expertos más experimentados recomiendan que los números sean impares.

La efectividad del sistema Ascot va a depender, en gran medida, de la planificación del jugador. Lo ideal es que se elija la serie, se defina el bankroll y la estrategia de apuesta antes de jugar. Al ser un sistema que permite apostar por largos periodos de tiempo, es necesario que se tenga muy claro el funcionamiento de la estrategia.

A la hora de definir el bankroll, es esencial tomar en cuenta que el valor de cada apuesta será definido por los números de la serie, empezando por el número del medio. Si se gana, la apuesta será por el valor que indique el siguiente número y si se pierde la apuesta disminuye en un nivel.

Para explicar el funcionamiento del sistema de Ascot se toma un ejemplo de serie de 9 números: 3, 5, 7, 9, 11, 13, 15, 17 y 19. Una vez se define la serie se siguen los siguientes pasos:

  • Se selecciona el número central de la serie. En este caso es el número 11 y será el valor de la primera apuesta, es decir que se apuestan 11 € a la serie.
  • En caso de resultar ganador el giro, se aumenta la apuesta una unida. Co un beneficio de 11€, la siguiente apuesta será por el valor que indique el siguiente número de la serie, en este caso: 13€.
  • Cuando se pierde el giro, entonces se debe reducir la apuesta una unidad o nivel, como el valor de la apuesta fue de 11€, si se pierde la siguiente apuesta se hará por 9€.

Se debe considerar que ante una racha de pérdidas y en caso de llegar al nivel de apuesta más bajo, 3 € en el ejemplo, el sistema se debe dar por finalizado. Lo mismo se aplica al llegar al nivel superior, es decir 19€. Cabe destacar que el autocontrol es un factor muy importante en todos los juegos de azar y en este caso no es la excepción, sobre todo cuando se está en los niveles más alto de la serie seleccionada.

Ventajas y recomendaciones para el Sistema Ascot

Aunque para aplicar el sistema Ascot se debe contar con un bankroll mediano, una de las ventajas es que por la naturaleza de la estrategia se puede aplicar por largos periodos de tiempo. Esto hace que se disminuya la ventaja de la casa y los jugadores no arriesguen cantidades de dinero tan grandes.

Si bien en general el Sistema de Ascot permite realizar muchas pequeñas apuestas, el jugador debe ser muy cuidadoso en los niveles más altos, pues ante una racha negativa podría afectar el potencial de ganancia de la serie.

En general, la sencillez del sistema Ascot facilita su aplicación y su diseño le ofrece al jugador una estrategia efectiva y segura. Siendo un sistema de progresión plana, le da ventaja al jugador sobre la casa y al combinarlo con una adecuada gestión del bankroll, las posibilidades de ganar serán mucho mayores.